jueves, 21 de febrero de 2019

"RUT: MIGRACIONES EN LA BIBLIA", TERCER ARTICULO DE ARAÑAS Y VISIGODOS







DELEGACIÓN DIOCESANA DE MIGRACIONES
SIGÜENZA-GUADALAJARA

Arañas y Visigodos


José Luís Albares

RUT: MIGRACIONES EN LA BIBLIA

El pequeño libro bíblico de Rut representa, por un lado, una perfecta radiografía del fenómeno de las migraciones y, por otro, el gran manifiesto a favor de la promoción de las personas que deben emigrar, en todo tiempo y lugar.

En efecto, el libro de Rut nos ofrece una primera cara: la de la EMIGRACIÓN. Y presenta un limpio análisis de la desventura que supone siempre tener que emigrar, también hoy. La necesidad obliga a Elimélec y Noemí a marcharse de Belén junto con sus hijos, que llegan a establecerse en el extranjero. Pero las cosas no van bien y, al final, quedan solamente tres mujeres, Noemí y sus dos nueras, viudas y sin hijos. Orfá se quedará allá en Moab, su tierra, mientras que Noemí y Rut se vuelven fracasadas a Belén. En esta historia, repetida en cada emigrante, la Biblia nos anima a ver rostros humanos allí donde todos hablan de cifras y oportunismos electorales.

Pero hay también un segundo aspecto del que habla el libro de Rut: la INMIGRACIÓN. Rut, la extranjera que ha llegado a Belén, se encuentra con Booz. Él no la conoce de nada y de ella no se dice que fuera especialmente atractiva. Pero, cuando a Booz le explican que se trata de una extranjera, le facilita el trabajo y las condiciones de descanso. Y, evidentemente, Rut se extraña: «¿Por qué te interesas con tanta amabilidad por mí, que soy una simple extranjera?», le dice (Rut 2,10). En respuesta, Booz hace gala de un comportamiento ejemplar de cara a promover la integración y el futuro de esa «simple extranjera»:

- En primer lugar, admira la grandeza y la fortaleza de una persona que ha sido capaz de dejar su patria y su familia: «Me han contado –le dice– cómo has dejado a tus padres y tu tierra natal para venir a un pueblo que no conocías» (Rut 2,11b), palabras que consuelan y alivian el corazón de Rut.

- Y, en segundo lugar, Booz no se queda en palabras y admiración. Se constituye en in-termediario del favor divino hacia la mujer moabita: le ofrece comida, le facilita el tra-bajo de espigadora e incluso pide a los trabajadores que la socorran más allá de lo es-trictamente legal.
Nada más. Nada menos.

Un día, Jesús dijo: «fui forastero y me hospedasteis» (Mt 25,35). Él conocía muy bien la historia de su familia: sabía que Rut, aquella extranjera inmigrante, fue antepasada suya (cf. Mt 1,5).




APRENDER







La libertad...

Aprender el idioma del país a donde migramos, es una de las necesidades básicas e importantes...saber el castellano para las mujeres marroquíes les permite abrirse al encuentro con otras, poder acceder a un trabajo, expresar su sentir, su pensar, su forma de ver y vivir la vida....además nos permite conocernos... así que tenemos momentos de conversación para que ellas se atrevan a hablar y poner en práctica lo aprendido...Hoy además de saber qué hicimos el fin de semana, me hablaron de Uchda, su lugar natal....de las bellezas de las migraciones.

Hna Letty Scalabriniana

BAILANDO













Mujeres en la migración

Desde hace algunas semanas, hemos iniciado un proceso de resignificación de nuestra migración...el baile y la promoción humana han sido algunas de las herramientas que estamos utilizando..mujeres de Marruecos, Guinea, Mozambique, España, Perú, Ecuador, Honduras vamos abriendo espacio para el encuentro, compartir, sororidad, respeto...algunos de los compromisos que estamos viviendo...

Hna Letty Scalabriniana

RECUERDA: 

SALONES PARROQUIALES DE SAN PASCUAL BAILÓN, CALLE LUIS IBARRA LANDETE, 6, DETRÁS DEL AUDITORIO BUERO VALLEJO.

LOS MIÉRCOLES A LAS 18 H. Y DOMINGOS A LAS 19 H.




lunes, 4 de febrero de 2019

TENEMOS UN SUEÑO



Bujalcayado,  pueblo abandonado en Guadalajara, España. El rápido proceso de despoblación de Bujalcayado comenzó en los años de 1940 y para mediados de la década de 1960 sólo quedaban dos habitantes.



La Vereda, Guadalajara, España. Un pueblo abandonado y aislado en las escarpadas tierras de la Sierra del Ayllón, próximo al embalse de El Vado sus antiguas casas de pizarra negra han pasado de la decadencia total al resurgimiento gracias a la Asociación Cultural La Vereda.



Para “La Plazuela”, Sigüenza

Asentamiento de migrantes

Tenemos un sueño. Que el desierto demográfico de las zonas rurales interiores de la provincia de Guadalajara se conviertan en un oasis demográfico, donde personas de diferentes nacionalidades, refugiadas de guerras, hambrunas, cambio climático etc. encuentren un lugar para poder vivir, acogidos por los lugareños como hermanos diversos de la gran familia humana única. Enriqueciéndose unos a otros, abriendo horizontes nuevos, paradigma del futuro. 

La despoblación en las autonomías del interior de la península es muy acusada. Del total de casi 47 millones de ciudadanos, solo 4,6 millones ocupan lo que equivale al 70% del territorio nacional. Esta despoblación preocupa a niveles gubernamentales.
Por otra parte hay miles de inmigrantes que pasan por los CIEs (centros de internamiento de extranjeros). Se trata de establecimientos públicos de carácter no penitenciario en los que son mantenidos bajo vigilancia policial, casi como si fueran delincuentes, y donde en al final no se les plantea ninguna solución. 
¿No sería posible buscar una solución inteligente en la que el dinero de las arcas del estado o de los gobiernos autónomos o provinciales se gastara de una forma más humana y constructiva que en los CIEs?

Hay ejemplos muy detallados de repoblaciones a lo largo de la historia. En el siglo XVII Prusia acogió a los hugonotes que huyeron de Francia debido a la abolición en 1598 de la libertad de conciencia y de culto de los calvinistas, lo que provocó la emigración de decenas de miles de franceses. Por otra parte, tras la guerra de los Treinta Años grandes zonas de Alemania, que entonces estaba formada por reinos y ducados autónomos, habían quedado devastadas. En 1685 se publicó el edicto de Potsdam, en que el príncipe Friedrich Wilhelm ofrecía buenas condiciones de asentamiento a los refugiados en el reino de Brandenburgo. 
En el siglo XVIII había en Andalucía extensas zonas de terreno baldío debido tanto a la estructura latifundista como a la falta de brazos para trabajar las tierras. La idea de la colonización agrícola, hecha realidad en Prusia, fue aceptada en la provincia de Córdoba, que tenía ya un antecedente en el siglo XVI en Benamejí. En 1767 se publicó una Real Cédula, muy detallada e instructiva, a la que siguieron otras. Así se fundaron entonces, entre otras poblaciones, La Carlota y La Carolina. 
Naturalmente cada momento histórico y cada situación son diferentes. Pero valgan estos casos mencionados como antecedentes y ejemplos de lo que es posible.

"Tenemos invierno demográfico y sin embargo nos cuesta recibir gente", ha dicho hace poco Luis J. Argüello, secretario de la CEE. 
Japón se veía venir encima el problema de la falta de trabajadores hace décadas, pero no reaccionó hasta ahora, cuando el agua le ha llegado hasta el cuello: El Parlamento de Japón ha votado recientemente a favor de la entrada de un número nunca antes visto de trabajadores inmigrantes: 300.000 en los próximos cinco años, a partir del próximo mes de abril. 

En este momento y aquí en la provincia de Guadalajara, así como en otras, a la vez que se acoge a quienes necesitan ser recibidos, esto puede contribuir a que los pueblos no se extingan, a que los colegios sobrevivan, a que haya población que trabaja y que a la vez asegure el futuro de los que se van jubilando, etc. 

Para esto solicitamos un requisito indispensable: que los alcaldes puedan acoger migrantes en los pueblos y aldeas sin necesidad de que tengan papeles al llegar, sino que los adquieran al cabo de un tiempo viendo una respuesta sincera por su parte. La competencia de los Ayuntamientos para poder acoger migrantes sin papeles se puede inspirar en el modelo SPRAR (sistema de protezione per richiedenti di asilo e rifugiati) y apoyar en la ayuda de los fondos FAMI (Fondo de asilo, migración e integración), basándose en experiencias ya realizadas.

A través de los Ayuntamientos, con apoyos de la Administración y de voluntariado habrá que fomentar el conocimiento intercultural e interreligioso mutuo, facilitar el aprendizaje del castellano para los que llegan y formación para el trabajo posible en la provincia, explorando cultivos alternativos etc. Con tal fin será necesario crear un equipo interdisciplinar. 

Partimos de un sueño, pero conscientes de que, aunque el escenario no es sencillo, si se centran los esfuerzos, la generosidad de todos puede hacerlo real.

Zendo Betania, Brihuega


La Plazuela es una publicación, tanto en formato papel como en formato digital impulsada por la Asociación Cultural “La Plazuela” que surge en diciembre de 2012 como medio informativo de las comarcas de Sigüenza y de la Serranía de Guadalajara. Es independiente de cualquier partido o grupo de presión y su contenido es fruto del trabajo de aquellos que componen la Asociación. 

Zendo Betania es una escuela Zen de laicos, en la que se juntan las tradiciones de Soto y Rinzai y en la que se practica Zen en un marco occidental y cristiano.
La anima el deseo de ayudar al ser humano de nuestro tiempo a reencontrar sus propias raíces profundas, en un clima de ecumenismo y de respeto hacia todas las personas y creencias, en armonía con la fe cristiana y por ende con el núcleo más auténtico de toda religión. Este camino del Zen tiene una proyección social en una actividad de colaboración solidaria con poblaciones desfavorecidas o afectadas por catástrofes naturales.

Zendo Betania en Brihuega es un centro zen; no es un monasterio ni un templo ni un lugar donde se pueda vivir como residente. Los que practican en el zendo, viven en sus domicilios particulares y trabajan en la sociedad. Si alguien desea participar en un sesshin, zazenkai, zazen vespertino entre semana o larga estancia, ha de haber sido presentado por una persona miembro de Zendo Betania.

Entre 1976 y 1985 H. M. Enomiya-Lassalle S.J. vino regularmente a España, siendo Ana Mª Schlüter Rodés, M. de B. ,en estas ocasiones, su intérprete y asistente. En 1979 Enomiya-Lassalle la presentó en Kamakura/Japón a Yamada Kôun Roshi. Después de prolongadas estancias en Japón, recibió en 1985 la autorización como maestra Zen (Zen Teacher). Kôun Roshi le dio el nombre de KI'UN-AN, "Nube Radiante". En 1994 Kubota Ji'un, presidente de la Sanbo Kyodan desde 1989, la designó junshike (Associated Zen Master).

En 1986 Ana Mª Schlüter fundó, con la colaboración de los grupos locales de Zen en España, un zendo en Brihuega (Guadalajara). "En un valle retirado...cerca de agua clara...en las inmediaciones de un río... bajo árboles... lejos de los centros de poder y riqueza, lejos de quienes buscan pelea y dominio" (Keizan Zenji). Es el zendo principal y la sede de la "Fundación Zendo Betania" de la que ella es presidenta. Dicha Fundación Zendo Betania está inscrita en el Protectorado de Fundaciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.



"ERA FORASTERO Y ME ACOGISTE", 2º ARTÍCULO DE ARAÑAS Y VISIGODOS:











DELEGACIÓN DIOCESANA DE MIGRACIONES
SIGÜENZA-GUADALAJARA
Arañas y Visigodos


Ángel Díaz Matarranz
21 de enero de 2019

ERA FORASTERO Y ME ACOGISTEIS

Si a alguien le da por consultar varias biblias, de distintas editoriales, ediciones y traducciones, y busca el capítulo 25 del evangelio según san Mateo, encuentra la siguiente frase: «era forastero y me acogisteis». Con ligeros matices o sinónimos, todas las biblias dicen lo mismo. Mejor: es Jesús el que pronuncia esas palabras, que vienen enmarcadas por otras: hambre, sed, desnudez, enfermedad, cárcel…

El que acoge al forastero («el que es o viene de fuera del lugar», dice el Diccionario de la lengua española) acoge al propio Jesús. Y esta es una de las condiciones para recibir la herencia del Reino de Dios. Desde esta perspectiva, acoger es algo propio del cristiano y de la cultura cristiana, la misma que tanto nos gusta defender frente a otras culturas que vienen de fuera a invadirnos.
He escuchado a gente que pone nombres despectivos o degradantes a los colectivos de inmi-grantes, pero desconoce cómo se llaman las personas que forman esos colectivos, porque no les interesa entrar en sus vidas. No les importa que vengan con hambre, con sed o desnudos. En el mejor de los casos, lo que sí les preocupa es si han estado en la cárcel, para colocar el sambenito de delincuentes a todos los de su país. Hay quien no sabe nada del forastero ni quiere saber: una actitud, desde luego, poco cristiana.
Sin embargo, frente a personas intolerantes y xenófobas, que se suelen hacer notar, también conozco testimonios, normalmente más silenciosos, de personas que llaman por su nombre a los que vienen de fuera. Hay quien se preocupa de Fátima y de su hijo enfermo, y de que no les falten las medicinas o la comida que necesitan. Hay quien procura mantas a Zulma o la lleva en su propio coche a la consulta del médico o al consulado para arreglar sus papeles, porque no tiene dinero ni para pagar el autobús. Hay quien no hace distinción entre sus amigos del colegio o del instituto y le da igual que se llamen Malak, María, Tatiana, José, Jefferson, Amed…: son sus amigos y punto. Hay quien va del brazo de Julia o de Ibrahim y les acompañan a todas partes porque son su bastón, sus ojos y hasta sus fuerzas, y lo que menos interesa es que el color de su piel, su religión o su manera de hablar sean iguales o diferentes a los propios.
Esta es la verdadera cultura de la acogida y del encuentro: la cultura que no daña la dignidad de las personas; al contrario, hace que muchas de ellas la recuperen después de haberla perdido o simplemente no tenerla por haber nacido en un lugar determinado del planeta. Y esta es la cultura que todos, pero sobre todo los cristianos, debemos promocionar.




DANCING DAY






Buenos días queridos hermanos y hermanas,, desde la Delegación Migraciones Guadalajara España vamos a iniciar otro proyecto, tratando de responder al llamado que nos ha hecho Papa Francisco de acoger, proteger, promover e integrar a nuestros hermanos y hermanas migrantes y refugiados...

A través del baile queremos ir dando algunos pasos, por el momento iniciaremos con mujeres, resignificando nuestra experiencia migratoria y tratando de integrarnos con otras mujeres, en la comunidad, en la iglesia....ven te esperamos...próximo miércoles 23 de enero...



PRESENTACIÓN DE CATECÚMENOS EN SAN PASCUAL BAILÓN













El bautismo de Jesús y nuestro bautismo

Viviendo momentos de mucha gracia con el grupo de jóvenes que se prepara para recibir los sacramentos del bautismo, confirmación y eucaristía, es que la catequesis con ell@s se ha vuelto una vivencia tan palpable de este Dios que camina con su pueblo...Hoy presentándonos a la comunidad como catecúmenos de nuestra parroquia, San Pascual Bailón...